Saltar, zambullirse, mojarse, empaparse..., saltar. CORRUBEDO, 101 motivos.

¿No estarás pasando de puntillas por tu vida, verdad? Nada te agita, nada te desestabiliza...; pero nada te sacude, nada te hace vibrar... ¡Ah!, ¡no es el caso, claro! No es el caso para mi, ni para ti, para nadie, todos serenos, sensatos, conscientes, mesurados... Pero zambullerse en agua fría y de golpe, sin pensarlo demasiado, solo saltar y sentir... CORRUBEDO observa a decenas de chicos que disfrutan de zambullirse, aquí o allí... ¡Chicos disfrutando como chicos! Chicos que nos recuerdan al chico que una ver fuimos o quizás al chico que todavía llevamos, escondido, ahí dentro. ¿Chiquilladas? ¡Pues claro! ¡Zambúllete y salpica tanto como puedas, al menos una vez al año! ¡En honor a ese niño que sigue ahí...! Nuestro "Corrubedo" apela a esos pequeños lujos que "te debes".