Gran Duna, vertiente de Olveira.

Las Dunas de Corrubedo son el emblema natural de la zona, por su singularidad. Por supuesto, ¡merecen una visita! Así lo entienden miles de visitantes que cada año se dejan caer por aquí.

Para los oriundos y "asimilados" la transformación del régimen de este espacio natural, tras la declaración de Parque Natural y las ulteriores y progresivas restricciones al acceso, han generado un sabor agridulce. Quizás el espacio natural esté ahora mejor protegido (excesos hubo y muchos); pero el disfrute de esta peculiar estructura natural nunca será el mismo: ¡algunos sí tuvimos el privilegio de subir su empinada ladera y rodar por ella! ¿Polémica? Cuando uno observa el tratamiento de otras dunas en Europa, y cuando se pregunta a los locales por un "balance" sobre los últimos 25 años..., no puede uno menos que tener dudas sobre la ecuación "coste-beneficio" de tanta restricción...

Exclusividad #WildAtlantic