CORRUBEDO: 101 motivos.

Perderte lejos de rutinas grises y asfixiantes; reencontrarte en rutinas naturales de luz y vida. CORRUBEDO, 101 motivos.

El sol se esconde en el horizonte como cada tarde. El mar mece, acaricia, golpea las rocas, como cada día. La rutina de la magia natural. La rutina del silencio atronador, del viento, el agua rompiendo. La rutina de la espuna, la rutina de la sal.

Buscar la luz, cuando el sol se esconde; evitar la luz, cuando las farolas se encienden. CORRUBEDO, 101 motivos.

Contemplar el ritual de la puesta de sol en el horizonte atlántico (#WildAtlantic) justifica ponerse las botas, las zapatillas, lo que toque..., y caminar por la agreste franja costera, privilegio de locales e iniciados, que se inicia cerca de la Punta do Prado y lleva, a través de Pozo Salgueiro, hasta la vertiente sur del promontorio del Faro de Corrubedo.

Buscar refugio en buen puerto, sortear escollos, enfrentar los elementos, llegar a casa... CORRUBEDO, 101 motivos.

Casa y puerto. Refugio. Descanso. Verano. Recompensa. A_mar(T) un poco a tí mismo, ¡que ya toca! Te lo debes... ¡Debes recompensarte! La faena, los escollos, la lucha contra los elementos, la batalla despiadada del día a día fuera de Corrubedo... Y al final, ya atisbas el puerto, el descanso, el buen puerto, el merecido descanso.

Ver amanecer, amanecer con una nueva luz, iluminar una nueva visión del hoy y el mañana... CORRUBEDO, 101 motivos.

El sol sale por el Este. Cada día. Amanece, ¡que no es poco!, dicen. La luz viene del Este, se despereza melosa sobre el Parque Natural. Nueva luz y nueva energía. ¡Quizás tú también necesites una nueva luz y una nueva energía! ¡Quizás todos necesitemos un poco de luz nueva, un poco de energía refrescada!

Caminar, hacer camino, volver la vista atrás, mirar adelante, caminar más. CORRUBEDO, 101 motivos.

Caminar. Area fina hundiéndose bajo los pies. Silencio estruendoso. Olor de espuma salada. Piel seca, piel salada, piel húmeda. Caminar. Silencio estruendoso diluyéndose tras cada paso. Olor a arena fina. Espuma salada volando arrastrada por la brisa húmeda. Piel seca. Labios húmedos. Caminar. Piel húmeda secándose en el silencio de un abrazo estruendoso.

Desafiar a la gravedad, desafiar al clima, desafiar al océano, volar... CORRUBEDO, 101 motivos.

Volar y volar. Desafiar y desafiar. Volar y volar, y nadar y nadar, y desafiar y desafiar. Nuestro CORRUBEDO te invita a salirte del carril..., ¿que te has comprado un coche con alerta de cambio de carril...? ¡Ah, pues déjalo aparcado antes de entrar en Corrubedo! Aquí salirse del carril es obligatorio.

Saltar, zambullirse, mojarse, empaparse..., saltar. CORRUBEDO, 101 motivos.

¿No estarás pasando de puntillas por tu vida, verdad? Nada te agita, nada te desestabiliza...; pero nada te sacude, nada te hace vibrar... ¡Ah!, ¡no es el caso, claro! No es el caso para mi, ni para ti, para nadie, todos serenos, sensatos, conscientes, mesurados... Pero zambullerse en agua fría y de golpe, sin pensarlo demasiado, solo saltar y sentir...

Páginas